Los tres cerditos


El cuento de los tres cerditos es un relato que les encanta a los niños. Cuenta la historia de tres hermanos que construyeron tres casas y que al final nos enseña el valor del trabajo duro a través de su moraleja.

Cuento de los tres cerditos con actividades




cuento los tres cerditos

Érase una vez 3 hermanos cerditos. Ellos vivían muy felices en el bosque, felices, y sin preocupaciones. Pero en el bosque también vivía un lobo y los tres cerditos tenían miedo. Por eso, los cerditos decidieron construir cada uno una casa para protegerse del peligro del lobo.

La casa de paja del primer cerdito

El primer cerdito construyó una casa de paja. Este cerdito era el más perezoso y pensó que construir una casa de paja era lo más fácil. Construir una casita de paja fue muy rápido, y como había terminado el trabajo, este cerdito tuvo más tiempo para ir a recoger fruta y descansar.

tres cerditos casa de paja

El segundo cerdito y la casa de madera

La casa de madera fue construida por el segundo cerdito. Esta casita era más fuerte que la de su hermano. También pudo terminar rápido el trabajo, ya que construir una casita de madera era fácil.

Este cerdito se unió al primer cerdito, y juntos festejaron que sus casas estaban terminadas, mientras veían trabajar al tercer cerdito…

grafomotricidad tres cerditos

La casa de ladrillos del tercer cerdito

El último cerdito, el tercer hermano, era el más trabajador de todos. Este cerdito pensó que construir una casa de ladrillos era lo mejor. Este cerdito tardó más que sus hermanos en tener su casa terminada.

La casa del tercer cerdito era tan buena que hasta tenía una chimenea, para poder preparar ricas mazorcas de maíz asadas.

tres cerditos casa de ladrillos

 

Las tres casitas

Todas las casas estaban terminadas, la casita de paja, la de madera, y la casa de ladrillos. Los tres cerditos estaban tan felices que festejaban y cantaban:

– El lobo no nos comerá.

Pero el lobo apareció, y todos los cerditos, muy asustados, se metieron en sus casas.

actividades tres cerditos

El lobo, muy enfadado, les gritó:





¿Te gusta nuestro contenido? Ayúdanos compartiendo en tus redes sociales. Gracias!

– Os voy a comer a todos.

Y se fue a la primera casita, la de paja. El primer cerdito estaba dentro de la casa, y se sentía seguro.

Ábreme la puerta – dijo el lobo
Pero el cerdito no abrió, y el lobo sopló muy fuerte, y la casa de paja de derrumbó sin casi esfuerzo.

El primer cerdito, muy asustado, salió corriendo hasta la casa de su hermano, la casa de madera. Ahora los dos cerditos estaban a salvo. Pero el lobo llegó a la segunda casa, la casa de madera, y gritó, aún más cabreado:

– Soplaré y soplaré y esta casa derribaré!

El lobo sopló más fuerte y consiguió derribar la segunda casita. Los dos cerditos, muy asustados, corrieron y corrieron, hasta llegar a la casa de ladrillos del tercer cerdito.

El lobo, más cabreado que nunca, corrió hasta la tercera casa, la casa de ladrillos, y gritó:

– Soplaré y soplaré y esta casa derribaré!

Y comenzó, a soplar, pero la casa no caía. Sopló hasta quedarse sin fuerzas, y la casa permaneció en pie.

El lobo pensó otra manera de entrar en la casa de ladrillos para comerse a los cerditos. Finalmente, decidió entrar por la chimenea. Lo que el lobo no sabía era que los cerditos tenían un caldero de agua hirviendo en el fuego de la chimenea. El lobo se quemó al bajar, se fué aullando y nunca más volvió a molestar a los cerditos.

Los dos primeros cerditos dieron las gracias a su hermano, por el duro trabajo de construir la casa de ladrillos. Ellos habían sido perezosos pero habían aprendido la lección. Trabajar duro tiene su recompensa.

Y vivieron felices.

Fin.

Actividades para niños con los tres cerditos

¿Te ha gustado el cuento? Mientras lo leías, has visto algunas actividades relacionadas con este cuento. Aquí tienes algunas más.

Laberintos de los tres cerditos: ayuda a cada uno de los cerditos a llegar a sus casas. Y al lobo a llegar a la chimenea…

Sumas con dibujos de los tres cerditos. Estas hojas de sumas fáciles con números de una cifra incluyen un dibujo de uno de los cerditos y una suma gráfica.

Esperamos que te hayan gustado nuestras fichas de actividades del cuento de los tres cerditos.

Moraleja del cuento y valores

Los tres cerditos es un cuento con moraleja. Gracias a los cuentos con moraleja, aprovechamos para enseñar valores a los niños. En este cuento, vemos como el cerdito más trabajador es quien consigue construir una casa duradera, resistente a los soplidos del lobo. Mientras el tercer cerdito trabaja, los dos cerditos restantes se dedican a actividades ociosas.

La moraleja es que el trabajo duro tiene su recompensa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies