Disgrafia

Disgrafia es el trastorno del aprendizaje que se relaciona con la escritura. Este problema es poco común, pero acarrea muchas dificultades al niño, sobre todo a la hora de escribir y expresarse por escrito. Hoy tenemos una selección de las mejores fichas de ejercicios para trabajar con niños con disgrafia.

Qué es disgrafia


Disgrafia es la dificultad el aprendizaje relacionada con la escritura. Esta disfunción puede ocasionar también problemas y dificultades en cuanto a todo lo que sea la expresión escrita. No se debe confundir la disgrafia con la dislexia, a pesar de que ambos son trastornos en el aprendizaje, tienen sus diferencias.

Disgrafia es el trastorno del aprendizaje relacionado con la escritura. La disgrafia impide escribir correctamente, y acarrea muchas dificultades al niño, sobre todo a la hora de escribir y expresarse por escrito.

Disgrafia: Dificultad con la expresión escrita. Hay que tener claro que este trastorno del aprendizaje es de tipo cerebral, y no tiene nada que ver con que el niño sea perezoso o desorganizado a la hora de expresarse de forma escrita.

disgrafia

Este problema está estrechamente relacionado con la dislexia y el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Existen terapias y ejercicios que pueden ayudar al niño a superar esta dificultad el aprendizaje y que pueda expresarse correctamente mediante la escritura.

¿Cómo escribe un niño con disgrafia? Los textos escritos por un niño con disgrafia tienden a estar mal escritos. Estos textos se presentan con letras mezcladas como mayúsculas en medio de palabras, falta de espacios, sustitución u omisión de letras… También, estos textos suelen escribirse con muchos errores de ortografía y de espaciados sin sentido entre palabras y letras.

Definición

Según Wikipedia, la definición de disgrafia es: Disortografía, también denominada como disgrafía disléxica, es el trastorno del lenguaje específico de la escritura que puede definirse como los errores de la escritura que afectan a la palabra, y no a su trazado o grafía.

El trastorno de la escritura denominado disgrafia afecta directa y negativamente a la ortografía.

Tipos de disgrafia

Se distinguen dos tipos de disgrafia, teniendo en cuenta de si esta se produce en el proceso de aprender a escribir, o por el contrario es posterior, provocada por otros factores, como un traumatismo o una lesión cerebral.

Disgrafia evolutiva

La disgrafia evolutiva es aquella que da en personas que están aprendiendo a escribir. Este tipo de disgrafia es común en niños hasta 7 años, pero también en adultos analfabetos que empiezan a aprender la escritura. Este tipo de disgrafia se divide a su vez en tres subtipos:

  • Fonológica.
  • Superficial.
  • Mixta.

Disgrafia adquirida

Al contrario que la de tipo evolutivo, en la disgrafia adquirida los síntomas parecen por causas ajenas al aprendizaje. Algunos ejemplos de causas de este tipo de disgrafia son las lesiones cerebrales, traumatiemos, etc. Este tipo se subdivide en dos tipos, periféricas y centrales. A su vez, las disgrafias centrales se subdivide en fonológica, superficial y profunda.

  • Periférica
  • Central
    • Fonológica
    • Superficial
    • Profunda

Síntomas

Se debe estar atento a las señales. Generalmente, un niño disgráfico comete varios errores de organización en el texto tales como la falta de espacios, falta o sustitución de letras, mezcla de mayúsculas con minúsculas, letras inclinadas, diferencias notables en la presión y el trazo, entre otros. Observar y detectar estos síntomas nos pueden indicar que el niño o niña está sufriendo el problema de la disgrafia o disortografía. Por suerte, los síntomas son fáciles de reconocer.

Un niño o niña que padece disgrafia presentará una serie de síntomas que son fácilmente detectables por padres y educadores. Entre los síntomas de la disgrafia más comunes podemos encontrar:

sintomas de la disgrafia

  1. Escritura ilegible, mala letra y desorganizado.
  2. Generalmente, los niños disgráficos mezclan distintos tipos de letra, tales como mayúsculas o cursivas (letras inclinadas) en medio de una palabra.
  3. Letras al revés.
  4. Encontraremos espacios irregulares entre las letras y palabras, en ocasiones demasiado juntas y en otras ocasiones demasiado separadas.
  5. Mala ortografía.
  6. Puntuación incorrecta. Mal uso de los signos de puntuación.
  7. Manera incorrecta de coger el lápiz y mala postura al escribir.
  8. Alternar trazo suave y fuerte sin sentido. Las personas disgráficas ejercen diferentes presiones al escribir, dando como resultado algunas letras muy apretadas y con un trazo muy fuerte, con otras de trazos muy suaves, casi imperceptibles.
  9. Eliminación u omisión de letras y espacios. Es frecuente la omisión de algunas letras en medio de palabras. También la falta de espacio (escribir las palabras juntas unas con otras).
  10. Confusión y cambio de letras. Además de la omisión de letras, en otras ocasiones se sustituyen unas por otras en medio de una palabra.
  11. Renglones torcidos.

Tipos de síntomas en disgrafia

Podemos clasificar los síntomas de la disgrafia en diferentes categorías, estas son: visoespaciales, dificultades de motricidad fina, problemas para escribir a mano, dificultades a la hora de procesar el lenguaje, problemas con la gramática, y lenguaje escrito mal estructurado y pobre.

  1. Visoespaciales (espacio entre letras, escribe en todas direcciones, problemas para escribir en una línea, problemas de dibujo, no respeta los márgenes…)
  2. Dificultades con la motricidad fina (dificultades al dibujar, recortar, trazar líneas, problemas para sujetar el lápiz, posiciones raras a la hora de escribir…). Las pautas posturales a la hora de escribir y los ejercicios de grafomotricidad son claves para corregir este punto.
  3. Problemas con la escritura a mano (problemas para deletrear, mezcla de tipos de letra en la misma palabra como cursivas o mayúsculas, no puede leer su propia escritura, problemas con las reglas de ortografía…)
  4. Dificultades para procesar el lenguaje (expresar las ideas por escrito, problemas para entender reglas de los juegos o entender lo que se le está diciendo…).
  5. Problemas de gramática (problemas con la puntuación, mezcla de tiempos verbales, oraciones muy largas con muchas comas…)
  6. Mal lenguaje escrito (no se organiza bien para contar una historia, utiliza descripciones muy pobres, no organiza las ideas para hablar, deja fuera de la historia detalles importantes y se centra en lo superficial..)

Consecuencias emocionales

Además de los síntomas de la disgrafia, existen una serie de consecuencias emocionales que deberemos evitar. Generalmente se etiqueta al niño con disgrafia como desordenado, descuidado o vago. Estas calificaciones aumentarán y retroalimentarán el problema, ya que el niño se sentirá frustrado y confundido. La disgrafia es un trastorno de la escritura y no tiene nada que ver con ser descuidado, vago o desordenado, por tanto etiquetarlo erróneamente es una forma de agravar el problema y le puede llevar a sentir una gran ansiedad y frustración.

Como tratar la disgrafia

La disgrafia se puede tratar desde el ámbito de la psicología, psicopedagogía, logopedia, terapia ocupacional y la estimulación cognitiva. Es importante establecer un plan personalizado para cada caso, ya que en muchos casos la disgrafia se presenta junto a otros trastornos como la dislexia o TDAH.

Hay ejercicios que pueden ayudar a mejorar la disgrafia, como aquellos que ayuden a fortalecer os musculos de la mano. Encuentra actividades útiles en edufichas.com.

  • Ejercicios de motricidad fina (grafomotricidad). (Puedes visitar la sección de fichas de grafomotricidad si necesitas este material)
  • Ejercicios de lateralidad y de esquema corporal.
  • Actividades de trazado guiado y preescritura.
  • Colorear dibujos. Visita la sección de dibujos para colorear si necesitas este tipo de material.
  • Rellenar espacios. (los dibujos de mandalas son muy útiles).
  • Trazar al aire diferentes letras.
  • Dibujos guiados (un ejemplo de este tipo de dibujo son los dibujos de unir puntos).
  • Mejorar las pautas posturales a la hora de escribir. También de la postura de la mano mediante el uso de sujetadores de lápiz* (pencil grip).
  • Otros: Recorte de figuras, punzado de letras, etc..

La estimulación cognitiva y ejercicios para la mente son de ayuda en estos casos. Un ejemplo de ello son los ejercicios de atención. Estos ejercicios son ideales para aquellos niños que presenten trastornos del déficit de atención, la falta de concentración y en casos de niños con autismo.

*Más información sobre los sujetadores de lápiz.

Ejercicios para disgrafia

Los ejercicios de grafomotricidad son especialmente útiles para ayudar a niños con problemas de disgrafia. Estos ejercicios sirven para trabajar la motricidad fina y suponen una ayuda a la hora de tratar la disgrafia. En nuestra sección de ejercicios de motricidad fina y grafomotricidad encontrarás una gran cantidad de recursos útiles.

En nuestra selección de ejercicios para disgrafia hemos elegido los siguientes:

  • Grafomotricidad.
  • Lateralidad.
  • Dibujos guiados.

Grafomotricidad

A pesar de que en la sección de grafomotricidad tienes muchos cuadernos de trazo, hemos preparado unos cuantos más que solo encontrarás en el cuaderno de disgrafia:

ejercicios disgrafia motricidad fina trazos para trabajar la disgrafia con niños ejercicios de trazo para disgrafia


fichas de disgrafia de grafomotricidad disgrafia ejercicios para imprimir fichas disgrafia fichas de grafomotricidad para disgrafia

Lateralidad

Tienes recursos de lateralidad en su sección correspondiente, pero también te hemos preparado algunas fichas, en las que además aprovechamos a realizar un ejercicio de colorear y rellenar espacios.

Colorea el dibujo que mira hacia…. derecha / izquierda:

lateralidad disgrafia disgrafia y lateralidad fichas de lateralidad para disgrafia colorear lateralidad y disgrafia

Dibujos guiados

Los dibujos guiados son otra forma de mejorar la disgrafia. Las siguientes fichas te muestran unos dibujos que están sin acabar, pero con las guías (líneas punteadas) para terminarlos:

dibujo guiado disgrafia trazar dibujos guiados actividades de dibujo para disgrafia dibujo para repasar

A continuación puedes ver algunos cuadernos de la sección de grafomotricidad, con fichas útiles para trabajar la disgrafia.

Descargar PDF

Puedes ver todas las actividades en el cuaderno de disgrafia que hemos preparado para tí:

disgrafia pdf


PDF

Más ejercicios de motricidad fina para niños

grafomotricidad con castillos lineas punteadas para repasar trazos y líneas rectas grafomotricidad curvas con sirenas

Diferencias entre disgrafia y dislexia

Existe una principal diferencia entre disgrafia y dislexia. Mientras que la disgrafia está relacionada con la escritura, la dislexia está directamente relacionada con la lectura. Existen diferencias entre ambas. Si quieres profundizar más en el tema de las diferencias entre los trastornos de aprendizaje de dislexia y disgrafia.

  • Disgrafia: problema con el acto de escribir, organización y expresión escrita
  • Dislexia: dificultad para leer principalmente, aunque también puede afectar a la escritura

Su principal similitud es que ambas son dificultades del aprendizaje. Por otro lado, la diferencia principal es que en el caso de la dislexia, la dificultad se encuentra en la lectura (dificultad en la lectura, confundir unas letras con otras…). En el caso de la disgrafia, el problema se encuentra en la escritura (letras mayúsculas, textos mal escritos, problemas de gramática, no procesar el lenguaje).

Tanto la dislexia como la disgrafia comparten muchos de sus síntomas y en ocasiones se pueden llegar a confundir.

Para resumir, hemos preparado una infografía sobre este tema que te dejo a continuación:

disgrafia infografia